En el Madrigal

El tortuoso camino hacia la victoria final. ¿Quién dijo que el camino iba a ser fácil? Ancelotti sigue haciendo algunos dibujos extraños con la finalidad de encontrar una alineación regular con la que el Madrid impere por territorio español y europeo. Mientras tanto, lo de hoy en el Madrigal ha sido uno de esos partidos calamitosos desde el punto de vista táctico, sobre todo por parte del Real Madrid, pero increíblemente atractivo para el espectador. Curioso a la vez que alarmante que ninguno de los 4 jugadores que forman la línea defensiva del Madrid haya tenido una buena noche. Ninguno. Nacho y Carvajal son laterales que no están hechos del todo. Como aquellos soldados de la Segunda Guerra Mundial que imberbes y en ocasiones, sin haber catado a ninguna mujer, tenían que enrolarse en los pertinentes destacamentos para enfrentarse al enemigo. Nacho y Carvajal novatos en la dura maestría que correr por la banda y defender con honor. Pepe totalmente desubicado, Ramos impreciso y torpe. Ninguno cerrando en la marca, fallando en su posición. Una retahíla de despropósitos descomunales.

Después tenemos lo más importante de todo este puto meollo: el centro del campo- la media. La lesión de Xabi Alonso ha provocado que más de uno se de cuenta de la importancia del tolosarra dentro del dibujo del equipo merengue. Su función de equilibrar el equipo a la vez de proporcionar un enlace entre la salida de balón de atrás y el enganche en la línea de 3/4 era vital. Él era capaz de sostener al equipo y la ayuda de Khedira, en el doble pivote ayudaba en ese sentido, cubriendo las posiciones en las subidas de los laterales y provocando algo de movilidad y sustento en la contención y ayudas en el enganche. Modric no puede sostener él solo el equipo, al igual que Illarra. Con la llegada de Carlo, la cuestión estriba en hacer combinaciones de jugadores, y en dibujos tácticos que pueden resultar algo discutibles, pasando por un 4-3-3, 4-2-2 o un 4-2-3-1. El quid está en que el Madrid no dispone de un 9 referencia, un delantero puro. Ahí es dónde podría brillar Benzema, jugando por detrás de dicho delantero, para poder sacar a relucir sus facultades en el juego asociativo y eso provocaría una cadena de mejora en las líneas de atrás para facilitar jugadas de 2ª línea. El italiano está buscando e intentando dar con la fórmula mágica, cual científcio majareta. Démosle todo el tiempo del mundo, incluso podemos pedirle que no juegue todo lo brillante que se quiera, pero no es plan de perder puntos y partidos por el camino. Si no, fijémonos en el arranque liguero de la temporada pasada.

Entre todos estos despropósitos, de falta de trabajo, de ritmo, de físico, de todo por parte del Madrid y por otra, el gran trabajo de Marcelino y la buena disposición de sus jugadores hicieron el resto. No me gustaría sumarme al vulgar debate de la portería blanca, viendo cómo está trabajando Diego López, tanto en el campo, donde hace unas horas salvó al Madrid de una goleada severa, como fuera de él–no hay que añadir que es respetuoso y correctísimo en sus declaraciones–.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s