Yak-42

Neglicencia sin responsabilidad, parafernalia a todo poder. Es lo que podemos leer en los últimos días en referencia al accidente del Yak-42 donde 62 militares perdieron la vida el 24 de mayo del 2003. Los peritos en su día determinaron que el accidente fue a causa de un error fatal de los pilotos, pero también quedó en evidencia algunas irregularidades del avión en materia de averias en indicadores específicos de combustible, comunicaciones, etc. Sí, está claro que esos tipos de irregularidades no provocaron el fatal siniestro, pero sí que eran pruebas irrevocables para que ese avión no despegara en su día o lo más grave, una falta de preparación y exceso de fatiga en los tripulantes, cómo así destaca la noticia de El País.

1369234031_400081_1369234143_noticia_normal

Lo que me lleva a pensar en que todo esto está más podrido que un huevo metido en un tarro durante días y días; y todo viene a raíz de la desestimación del Tribunal Constitucional contra el sobreseimiento de las familias por todas las irregularidades del accidente, entrando en temas como la contratación del vuelo, seguros y demás. Para tirarse de los pelos. A los detalles técnicos del avión, entramos en materia de subcontrataciones de empresas ucranianas para el vuelo, incluídas en la lista negra de Aviación Civil más tarde, diferencia de dinero, etc. Después como no podía ser de otra manera, Defensa intentó eludir responsabilidades y apuntar a una de las agencias de la OTAN para la supervisión de cada uno de los aparatos del avión. Éstos dijeron que ellos solamente analizaban la documentación, nada de supervisión técnica de aparatos. Así una y otra y otra…

Nadie quiere sentirse culpable, menos los que por aquella época tenía puestos de responsabilidad en Defensa. Hombre, no podían salir con el culo al aire y que se demostrara que la contratación, seguros, supervisión del aparato… que todo, fue una absoluta chapuza. Nadie quiere quedar como el puto culo. Claro. ¿Los familiares? ¿Qué? Los familiares de los fallecidos, que ya han ganado algún que otro recurso judicial, y tras la desestimación del Tribunal Constitucional van a Estrasburgo para que se desmuestre que el Estado fue el responsable de enviar a unos soldados españoles a un conflicto, venían de Afganistán, y no se puso los medios adecuados para salvaguardar la seguridad e integridad de sus soldados. Encima tenemos a Trillo como embajador en Londres; con dos bemoles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s