Admirar a figuras históricas

Para algunos periodistas, que se han formado de manera universitaria, que han leído libros y libros sobre pragmatismo periodístico, que se presuponen que tiene una base educacional determinada, decir en un programa deportivo a las tantas de la madrugada que admirar a un piloto que pertenecía a un bando determinado es promulgar con las ideas de la principal cabeza pensante del mismo, es una absurdez del tamaño del asteroide que pasó los otros días cerca de nuestro planeta. Todo vino a colación de unas supuestas declaraciones del ex-jugador Salva Ballesta, que recientemente se ha sacado el curso de entrenador, a una determinada revista, donde destacaba que sus ídoles, además del espectacular Hugo Sánchez, también lo fueron pilotos como Joaquin Garcia-Morato y Hans Rudel. He seguido desde siempre la prensa deportiva, las declaraciones de jugadores, entrenadores, y todo lo que pueda rodear al deporte y más exclusivamente al fútbol y por supuesto conozco entrevistas y dichos vertidos por Ballesta y qué podemos decir; que mi visión acerca de todo esto está en las antípodas de lo que dice el ex-jugador. Pero una cosa no quita la otra y me gustaría recalcar una serie de aspectos acerca de la admiración que tenemos o tienen algunos por algunas figuras que han pertenecido a la historia universal reciente.

Que un periodista como Siro López exprese en Punto Pelota, que si alguien admira a pilotos como los citados en el anterior párrafo, significa que promulgues con las ideas políticas y reaccionarias con las cuales se sustentaban los bandos en los que luchaban es que no se sabe realmente qué se dice. Eso o que el circo que se tiene montado es mayor de lo que un servidor creía. Por esa regla de tres, yo, que admiro a Eric Hartmann como as de la aviación de la WWII, soy un pro-nazi. O lástima de aquel que diga que admira a Roza Shanina, a Ilmari Juutilainen, Ivan Kozhedub sin olvidarnos de mencionar a cualquiera de los ases de las fuerzas finesas. ¿De qué cojones habla Siro en el programa? ¿Hasta qué punto hemos llegado que podemos decir en antena burradas de tales dimensiones? ¿Todo vale? ¿No se puede admirar la valentía y los procedimientos llevados a cabo, desde el punto de vista histórico o militar, de la División Azul? Habría que diferenciar entre la admiración por un piloto, un soldado, un destacamento que la que se puede tener por un dirigente político o un dictador. No es lo mismo. Más cuando sabemos que hubo determinados soldados u oficiales que estaban en contra por ejemplo de Hitler y de su manera de llevar a cabo su “política”. Seguramente el ideario que destila Salva Ballesta apeste, no seré yo el que diga lo contrario, pero no asumo y critico ferozmente falacias del estilo de que la admiración por según qué figuras significa el apoyo incondicional de los bastiones e ideales de los bandos por los cuales dejaban sus vidas. De eso nada.

No entraré a escribir sobre si el Celta y su presidente obra de manera leal o legal al rechazar a Salva Ballesta como 2º entrador de Abel Resinos por esa postura “política” ampliamente demostrada por él y si se entra en la contradicción más estúpida el negar el trabajo a alguien por una ideología determinada pero sí se mantiene a grupos radicales que hacen, no exactamente lo mismo que pueda hacer Salva, tener un ideario determinado, sino llegar más lejos con vítores y amenazas de muerte a grito pelado. ¿Qué es peor?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s