Tópicos

Qué cansancio escuchar día tras día o de manera regular eso de que “el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra”. Siempre es igual, te pasa algo y siempre está el listillo de turno soltando el tópico más que manido; o puede ser peor, gente de tu propia familia avisándote de tu metedura de pata. Personalmente, en algunos aspectos, me gusta vivir en la más absoluta ignorancia, sobre todo si hablamos de aspectos amatorios, de ligoteos y de mierda variada. Y esto, damas y caballeros, me sucede a mí con mi amado Real Madrid. ¿Qué? ¿Os creíais que iba a juntar letras hablando de mi situación sentimental? Seréis malditos bastardos.

Cada vez que me dispongo a ver un partido del club merengue, siempre sé que voy a sufrir, que no disfrutaré, que sudaré, que me comeré las uñas hasta que me sangren los dedos, que no degustaré todas las porquerías compradas para empacharme mientras visiono los 90 minutos, que me dejaré la voz cual Benito Floro en aquel lejano y distorsionado vestuario y que una vez terminado el encuentro, el regusto será amargo, agrio. Es lo que siento con este Madrid de Mou de 3ª temporada, de revuelos sociales y mediáticos, de encontronazos entre jugadores y entrenador, de amarillismo inusitado de prensa, de dimes y diretes de tertulias radiofónicas y debates televisivos. Estoy hasta la polla de esas sensaciones, pero entrando en aspectos puramente deportivos, tendríamos que saber más que los fallos o los problemas por los cuales pasa el club en el ámbito futbolístico, por qué se ha llegado a dicho término, o más bien, cuál puede ser el origen de cómo está este Madrid de la temporada 2012/2013.

Y si me pongo a otear la historia del Madrid en los últimos tiempos, me parece que el vestuario quiere asumir más responsabilidades de las que tiene que tomar y se encuentra de frente con un entrenador que quiere dominarlo absolutamente todo, incluso directrices y modos de comportamiento, tanto a nivel interno como a externo. Estos dos frentes chocan y se juntan el hambre con las ganas de comer –toma ya, empiezo este texto quejándome de los tópicos y termino éste con un topicazo colosal, no se me enfaden-. Se puede aguantar una primera temporada, una toma de contacto, la 2º también, siempre y cuando los resultados acompañen, y lo hicieron, pero una 3ª campaña, con una salida del entrenador del eterno rival, una relajación psicológica, unida a toda la problemática de lesiones y de jugadores que están fuera de forma, sobre todo física, pues ya me dirán ustedes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s